Usted está aquí

Condiciones y Tratamiento

Prolapsos

Prolapsos

El Prolapso de órganos pélvicos (Descenso de la vejiga, útero o recto) o también llamado Prolapso Genital es una condición muy común en las mujeres. Aproximadamente 7% de las mujeres serán llevadas a cirugía por presentarlos.

Dentro de los principales factores de riesgo para padecer estos descensos se encuentra el envejecimiento, el número de embarazos, la ocupación, la obesidad y la historia familiar entre otros. El Prolapso más común en las mujeres es el Descenso de Vejiga (Cistocele) y el Descenso del recto (Rectocele). Figura A y B.

Cuales son los sintomas de un descenso de vejiga y/o recto?

Las quejas más comúnmente referidas por las pacientes en estos casos son: Sensación de masa o cuerpo extraño que sale por la vagina, Incontinencia Urinaria, Dolor Pélvico Vaginal o en la espalda, sangrado genital anormal , dificultad para orinar o realizar las deposiciones y con mucha frecuencia Infecciones urinarias o Cistitis a repetición (Para mayor información sobre Cistitis consulta en http://www.drcapmartin.com/node/30).

Y si es el útero el que tengo caido?

En este caso se denominaría un Descenso uterino o Histerocele. Usualmente son casos más severos que generan más molestias o síntomas y por ende alteran mucho la calidad de vida. Dependiendo de la severidad del caso se indicaría o no la realización de una Histerectomía (Procedimiento en el cual se remueve el útero). Ver Histerectomía sin Cicatrices o Mínimamente Invasiva.

Figura C.

Descenso Uterino

Que tratamientos existen?

En la actualidad existen múltiples opciones de tratamiento para los Prolapsos.

Dentro de los mismos podemos tener la Fisioterapia de Piso Pélvico, el uso de Pesarios (excelente alternativa para aquellas pacientes que no deseen operarse o que tengan un alto riesgo para colocarles anestesia - mas información sobre Pesarios en http://www.drcapmartin.com/node/26) o la Cirugía.

La cirugía por donde se hace?

Gracias a nuestra gran experiencia realizamos técnicas mínimamente invasivas en el 95% de las veces (vía vaginal), lo que se traduce en menos riesgo para la paciente, menor dolor en el posoperatorio, menor incapacidad, menor tasas de complicaciones sin sacrificar el éxito y durabilidad de la cirugía. En el 5% restante de los casos practicamos las cirugías por vía Laparoscópica o por vía abdominal abierta.

Necesito la colocación de una malla durante la cirugia?

Las Mallas fueron creadas para usarlas en las pacientes que hayan tenido fallas o recidivas posteriores a una cirugía de Prolapso genital, como quien dice solamente aquellas que han vuelto a padecer de la misma enfermedad posterior a una cirugía para levantar la vejiga, útero o recto. Cabe hacer la salvedad que el termino Malla es diferente al de Cinta, esta última reservada para tratar los casos de Incontinencia urinaria de Esfuerzo.

Tomamos muy enserio las necesidades, antecedentes y factores de riesgo de cada una de las pacientes. Por eso brindamos asesoría para cada caso, a fin de garantizar un tratamiento integral que permita la cura de todos los problemas con el menor riesgo posible.

Asesórate por un verdadero especialista en el Tema!!